Investigación

UNA PANDEMIA EN PERSPECTIVA (38)

UNA PANDEMIA EN PERSPECTIVA No 38

UNIVERSIDAD HISPANOAMERICANA

ESCUELA DE MEDICINA. COORDINACIÓN DE INVESTIGACIÓN.

Al fin está llegando, lo que se pronosticó llegaría. La saturación de los hospitales por causa del elevado número de pacientes con Covid-19 graves y críticos. Ello es consecuencia del gran número de pacientes diagnosticados en semanas atrás, que como se estimó en muchas partes, un 15 % de ellos ameritarían ser hospitalizados en camas de servicio general y un 5 % pasarían a ocupar las UCI. Para desocupar las camas y darle acceso a otros pacientes, se requiere de dos cosas: alta de los internado por curación o bien, por deceso. Es evidente que los ingresos han venido superando a los egresos.

Esta crisis venía siendo anunciada desde hace tiempo. Altos personeros de la CCSS inclusive detallaron fechas de aparición. Se hizo lo posible anticipadamente para prevenirla, pero la agresividad, persistencia y poder de contagio del virus han superiores. Tenemos entonces saturación, aunque todavía no colapso. La diferencia entre ambos procesos ha sido hecha notar por los más altos funcionarios oficiales. Estamos a poquísimas camas-contadas con los dedos de la mano- de caer en él, y solo resta confiar en el altísimo para que ello no ocurra. Y está sucediendo en un momento proclive al convivio, la salida a la calle y el encuentro de muchas personas. Se prepara un escenario adecuado para el mayor contagio. Peor no podría ser.

Ahora bien, que nos dicen los números, las estadísticas, de la semana pasada. En primer lugar, para no salirse de su juego macabro, el virus sigue jugando con nosotros. Aparece entonces con un promedio semanal de 888 casos, es decir, 104 menos que la semana antepasada. Disminuyó el número en un 11,7 %. En tasas tendríamos que, de una de 193,5 por millón de habitantes, se pasó a 173,2 para la semana pasada. Es decir, el SARS Co- V-2, insiste en no querer mantener una tendencia firme. Unas veces sube y en otras baja. Sigue amenazante, desafiante, quizás esperando que nos confiemos y abandonemos las medidas de contención, para entonces aprovecharse y dar el zarpazo definitivo. Como consecuencia, la meseta lleva ya varias semanas, y no permite asegurar una tendencia. (ver cuadro 1). 

Por supuesto, el Índice de Reproducción (Rt) disminuyó de igual manera. De un 1,02 para la semana antepasada, pasó ahora a 0,94. En porcentaje, disminuyó un 7,8 %. Con respecto a las provincias, el Rt aumentó en Cartago y Limón, disminuyó en San José, Heredia, Puntarenas y Guanacaste. Se mantuvo igual de Alajuela.

Gráfico No 1

COVID-19 Costa Rica. Tasas de incidencia promedio y valor Rt en los últimos siete días según cantón al 19-Dic-2020.