Estamos con vos

Calidad Académica

El concepto de calidad académica se refiere al logro de un proceso social en un contexto educativo, que responde a las necesidades de una sociedad de acuerdo con las macro políticas educativas establecidas.

Desde este contexto, la Universidad Hispanoamericana decide voluntariamente afiliarse al Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (SINAES), “institución a la que el Estado Costarricense le otorgó la potestad de dar fe pública -ley 8256- de la calidad de las instituciones, carreras y programas de educación superior que voluntariamente se sometan a su riguroso proceso de evaluación y demuestren el cumplimiento de los criterios de calidad establecidos” (SINAES, 1999).

La acreditación se logra por medio de una evaluación del plan de estudios, sometido al análisis de referentes nacionales e internacionales definidos como corrientes de calidad educativa, que le permiten valorar y actualizar los elementos micro y macro curriculares de la disciplina.

Por otro lado, el cuerpo docente debe responder de acuerdo con su perfil de formación, a la mediación pedagógica de cada uno de los programas que conforman el plan de estudios, la infraestructura, laboratorios, recursos bibliográficos, TICs y demás recursos de formación, los cuales deben responder coherentemente, a la implementación de un plan de estudios que responda a las necesidades de un perfil profesional, que procure finalmente la inserción exitosa del graduado al ambiente laboral del país.

La investigación y la extensión universitaria complementan los otros dos pilares educativos, que, en conjunto con el currículo, cierran el círculo de calidad al acreditar una disciplina con los estándares definidos en un modelo de acreditación.

Los beneficios más importantes para la universidad con carreras acreditadas ante SINAES, es que permite que el servicio ofrecido se diferencie por calidad y no por otros aspectos, entre ellos el acceso a la cooperación y convenios internacionales, mayores oportunidades de participar en el intercambio académico con universidades alrededor del mundo, además de acuerdo a la Ley 8798, en su artículo 4, los graduados de carreras con acreditación, tienen derecho a recibir un trato preferente de contratación por parte del Estado y sus instituciones.

El modelo de calidad implementado en la Universidad Hispanoamericana, ha permitido que todas las disciplinas que se imparten, aun las que no se han acreditado, se sometan a los procesos de autoevaluación, primera fase de la acreditación, permitiendo realizar una revisión y actualización al plan de estudios, infraestructura, laboratorios, biblioteca, personal académico y administrativo, entre otros factores, que le permiten a la disciplina iniciar el círculo de calidad determinado por el modelo de acreditación.